El prodigio que fue India
Arthur L. Basham
Editorial Pre-Textos
2009
804 págs.
p.v.p. 38,00 €
isbn: 978-84-8191-950-9

Arthur Llewellyn Basham (1914-1986) es uno de los grandes historiadores de India antigua. Su obra maestra, El prodigio que fue India, publicada por primera vez en 1954 y revisada desde entonces en numerosas reediciones, no es tan sólo una historia más de la antigüedad india, sino una introducción de gran envergadura a toda la civilización clásica del Indo, que incluye temas tan variados como la arqueología, la ciencia política, el sistema legal, la estructura social y la vida cotidiana, los sistemas filosóficos y religiosos, el arte y la literatura. La ausencia de una traducción castellana ha sido una laguna lamentable en el acervo de libros en español sobre India, damos pues la bienvenida a esta nueva versión de un libro de lectura obligatoria para todos aquellos interesados en esta fascinante civilización.

Basham inició su carrera en la Universidad de Londres en 1948, trabajando como profesor en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS) de esa universidad hasta 1965, fecha en la que se trasladó a la Universidad Nacional de Australia en Canberra donde se jubilaría en 1979. Después ocuparía varios puestos de profesor visitante en diversas instituciones, la última de las cuales fue la Sociedad Asiática de Calcuta. El gran especialista en India medieval David Lorenzen fue su alumno entre los años 1962 y 1968, primero en Londres y luego en Canberra:

“Él era famoso entre sus estudiantes por la paciencia y afecto que siempre mostró hacia ellos y por sus cuidadosas correcciones, línea a línea en algunos casos, de las tesis que dirigía. Hasta se llegó a decir que Basham había escrito prácticamente las tesis de algunos de sus menos diestros doctorandos. Prueba de su entrega y dedicación a los estudiantes fue el gran número de tesis doctorales que supervisó, más de cincuenta en total, incluyendo a indios, británicos, australianos, norteamericanos y, por lo menos, un mexicano (Benjamín Preciado). A través de sus obras, de sus estudiantes y de los estudiantes de éstos, su influencia y su memoria siguen estando vivas”.

Durante el siglo XIX y hasta la mitad del XX, coincidiendo con la independencia de India, los conocimientos que los eruditos occidentales transmitieron sobre este país fueron, en general, tendenciosos, acríticos, faltos de recursos o basados en errores históricos y filológicos. Más pendientes de apuntalar, consciente o inconscientemente, la visión del mundo de la que procedían que de entender desde dentro, desde sus propios paradigmas, aquella a la que dirigían sus investigaciones, produjeron textos que dejaron de ser útiles casi al tiempo de publicarse. Muchos de estos antropólogos de sillón ni siquiera necesitaron pisar India para dictar cátedra sobre ella. Poco a poco, sin embargo, una nueva generación de especialistas, más formados y más involucrados de manera personal, comenzaron a desbrozar esa selva enmarañada de datos, comentarios y conclusiones. Una tarea titánica pero imprescindible de la que salieron varios estudios modélicos entre los que destaca El prodigio que fue India. Después de más de cincuenta años, el libro de Basham sigue siendo de obligada consulta para cualquiera que quiera iniciarse o profundizar en algún aspecto de la cultura india desde la prehistoria hasta el medievo. Sus capítulos ofrecen una visión clara y cabal del arte, la historia, la sociedad, las costumbres, la religión, la filosofía, la política, la arqueología, la lengua y la literatura, condensados de manera magistral, casi insuperable, y con una voluntad de estilo, de seducir al lector no sólo con el contenido sino también con la palabra que le da forma. Basham, investigador, poeta y novelista, construyó una obra maestra que no deja de lado otros aspectos esenciales de la historia como los poemas, las epopeyas, las leyendas, las músicas y danzas populares y el teatro; sin olvidar la vida de grandes hombres, con una predilección que no oculta hacia Asoka como gobernante y hacia Buda como guía espiritual. Todo ello con amor minucioso respecto a las fuentes que maneja y contagioso en cuanto a la pasión expositiva.

Texto: Jesús Aguado y Juan Arnau / Ilustración: Sergio

Otros títulos para lectores de El prodigio que fue India

La astucia del vacío
Jesús Aguado
Ediciones Narila
2005
210 págs.
p.v.p.: 15 euros
isbn: 9788460958420

La palabra frente al vacío
Juan Arnau
Fondo de Cultura Económica
2006
347 págs.
p.v.p.: 17,5 euros
isbn: 97896816775172

Patanjali/Spinoza
Pre-Textos
De próxima aparición